El Saber Escuchar y Conversar vs. el Sermón

© Roberta Maso-Fleischman, Ph.D.

En mis grupos para madres, hacemos ejercicios para mejorar la comunicación entre madre e hijos. Divido a las madres en parejas y les digo que una va a ser la madre y la otra el hijo o hija. El ejercicio consiste en que el hijo/a le trae un problema a la madre y los dos tienen que conversar hasta encontrar una solución. Al terminar el ejercicio, muchas de las señoras que hicieron el papel de madres, se dan cuenta que no saben escuchar y que en vez de conversar con sus hijos terminan por dar un sermón. Y las señoras que en el ejercicio tomaron el papel del hijo terminan por sentirse mal, frustradas e incomprendidas porque nadie las ha escuchado.


Es necesario reflexionar sobre este punto y observarnos a nosotros mismos. En realidad ¿Escuchamos a nuestros hijos cuando nos traen sus problemas? ¿Les prestamos atención? ¿O tenemos ideas preconcebidas de lo ocurrido e ipso facto le decimos a nuestros hijos lo que tienen que hacer?

¿Qué Podemos Hacer?
Para poder tener una conversación en la cual su hijo/a se sienta tomado/a en cuenta, se sienta escuchado/a y comprendido/a, tiene que hacer lo siguiente:

  • Aparte tiempo para esta conversación. Si anda apurada o irritada, ni lo intente

  • Pregúntese a Ud. misma si está dispuesta a conversar con su hijo/a

  • Encuentre un lugar donde pueden estar los dos sentados

  • Es importante que estén al mismo nivel para que se puedan mirar a los ojos

  • Una excelente manera de darse cuenta si Ud. ha entendido lo que su hijo/a le ha dicho es que Ud. repita en sus propias palabras lo que su hijo/a acaba de decirle y le pregunte a su hijo/a si eso fué lo que dijo

  • No interrumpa

  • Trate de reconocer lo que está sintiendo su hijo/a al hablar del tema.

  • Exprese lo que Ud. piensa que él/ella está sintiendo. Dígale que Ud. lo nota “triste” o “con rabia”, etc. Esto le va a ayudar a su hijo a reconocer e identificar sus sentimientos..

  • Si tienen que encontrar una solución, pregúntele a su hijo/a cuál sería según él/ella la solución. Deje que él/ella hable de la solución antes que Ud

  • Repita en sus propias palabras la solución que dió su hijo/a y luego pueden conversar entre Uds. acerca de lo acertado de la solución o si habría que modificarla.

Si sigue estos pasos va a poder entablar una buena conversación con su hijo/a. Una conversación en la cual se escuchan mutuamente y pueden trabajar juntos hasta llegar a una resolución del conflicto o del problema. Y los dos se van a sentir tomados en cuenta e importantes el uno para el otro.

{Subir}

  

 

Principal | Artículos Básicos | Convivencia | Autoestima | Hábitos | Disciplina | Pregúntele a Roberta

El sermón entra por un oido y sale por otros. ¿En realidad sabemos lo que ocurre con nuestros hijos? ¿Los hemos escuchado? Hay técnicas para aprender a escuchar y a conversar con nuestros hijos de manera que se pueda tener una verdadera conversación.

Copyright © 2005 Padresehijos.org | Developed by White Pine Design, Custom Website Designers.